MELBOURNE, Australia - La cabeza de serie número 14 Sofía Kenin se disparó a su primer título de Grand Slam, remontando un set para derrotar a la ex número 1 del mundo Garbi?e Muguruza, 4-6, 6-2, 6-2 para ganar el Abierto de Australia.

A los 21 a?os de edad, Kenin superó los nervios iniciales para jugar un tenis fenomenal en el partido más importante de su joven carrera, logrando la victoria después de dos horas y tres minutos en el Rod Laver Arena.

Muguruza fue la jugadora más experimentada que llegó al partido, jugaba su cuarta final de Grand Slam, aunque fue la primera desde que ganó Wimbledon en 2017, y aspiraba a ser la primera jugadora no cabeza de serie en ganar el Abierto de Australia desde Serena Williams en 2007. Comenzando la temporada volviendo a trabajar con su ex entrenadora y miembro del Salón de la Fama 2020 Conchita Martínez, la dos veces campeona de Grand Slam se retiró del Hobart International con una enfermedad viral y perdió los primeros seis juegos de la quincena ante Shelby Rogers en la primera ronda. Una vez pasado esto,? mostró la forma que ya la había llevado a dos títulos de Grand Slam, superando a jugadoras como Elina Svitolina, Kiki Bertens y a la tambien ex número 1 Simona Halep en una emocionante semifinal.

Donde Muguruza ha resurgido en Melbourne,? Kenin (que se hace llamar Sonya) ha estado en constante aumento desde que llegó a la tercera ronda del US Open 2017, sorprendiendo a Serena Williams en el Abierto de Francia del a?o pasado y ganando sus tres primeros títulos WTA en dos superficies diferentes. Su carrera hacia la final se destacó por una victoria decisiva sobre la No. 1 del mundo Ashleigh Barty, su segunda sobre la actual campeona de? Roland Garros en seis meses.

La pareja se había enfrentado una vez antes, con Kenin, fresca por haber ganado el Guangzhou International Women's Open, ganando un Abierto de China de tres sets que estuvo lleno de cambios de impulso.

Algo de eso se exhibió al principio del primer set, aunque esta vez fue Muguruza, de 26 a?os, quien atacó primero, rompiendo en un largo tercer juego en su tercera oportunidad.

Kenin, que nació en Moscú antes de emigrar a los Estados Unidos no mucho después de su nacimiento, se arriesgó a ser superada en su primera final de Grand Slam cuando cayó detrás 0-40 en 2-4, pero salvó cuatro puntos de break con fuertes ganadores de revés y capitalizados en un juego plano de la espa?ola para empatar a cuatro juegos cada una.

Muguruza pronto se estabilizó y dise?ó dos puntos de break más golpeando un ganador de derecha de adentro hacia adentro, y sirvió el set con una celebración entusiasta.

El segundo set vio una remontada de la estadounidense, avanzando a? 5-2 con algunos golpes perfectos y ganando su primer punto de set con un ganador de resto de revés. Forzando un revés largo de Muguruza, la joven igualó la final.

Después recibir el consejo de la fisio, el movimiento de Muguruza parecía obstaculizado por momentos, pero se quedó con Kenin durante los primeros cuatro juegos, ganando un punto por encima de la cabeza para desenterrar un juego de servicio donde perdía 15-30. Un golpe de derecha a la red de Kenin le dio a la espa?ola tres puntos de break en el siguiente juego, pero ella respondió con aplomo, salvando los tres con ganadores. Un ace y un pase de derecha la colocaron a tres juegos de la gloria del Grand Slam.

Mientras Muguruza ganó una jugada de 19 golpes, Kenin siguió presionando, forzando una volea fallida de la espa?ola no cabeza de serie ganar un punto de break, que ganó gracias a una doble falta.

Sirviendo para permanecer en la final, Muguruza disparó dos aces, pero más faltas dobles mantuvieron a Kenin en disputa, y una última doble falta aseguró la victoria para la estadounidense en su segunda pelota de partido.

?